lunes, 28 de enero de 2008

TED





Un apreciado amigo suele mostrarme, de cuando en cuando, pequeñas ventanas al mundo del arte que una vez abiertas son fascinantes. Así ocurrió cuando, reunidos para charlar un poco de fotografía (el área en la que se especializa y en la que, hay que decirlo, muestra un talento deslumbrante) me comentaba de la maravillosa charla que diera James Natchwey en la ceremonia del premio TED. ¿¡El premio qué!? - pregunté yo desnudando, una vez más, mi ignorancia “crasa y supina”. “El premio TED es parte de la iniciativa de un grupo de personas en la promoción del conocimiento en todas sus formas. Tienen una página web en la que publican y dan libremente todas las charlas que organizan anualmente. TED es el acrónimo de Technology Entertainment Design”, contestó él para sacarme de la penumbra. Más tarde, metidos en internet en la sala de su casa, vi con los ojos como el dos de oro la charla impecable de ese brillante fotógrafo norteamericano, la cual por cierto pueden disfrutar haciendo click justo aqui

La idea de TED me pareció fabulosa por varias razones: en primer lugar, me parece genial que un grupo de personas se de a la tarea de reunir anualmente (hoy lo hacen semi - anualmente) a personajes insignes de distintas áreas del saber y el hacer humano, que van desde el arte puro y simple hasta la ingeniería, la medicina y la física. Pero además de eso, lo que más agradecí es que lo den libre y gratuitamente a la gente que, como yo, encuentra en esas charlas cosas asombrosas. Uno simplemente entra en la página, busca por tema o por ponente y luego se sienta a escuchar lo que esos señores tienen que decir. Si la charla te gusta y deseas conservarla, basta con hacer click en las opciones de download y los puedes bajar al iTunes o al escritorio sin contraseñas ni subscripciones de ningún tipo. 

Para no dejar el post con el simple anuncio de la existencia de TED (lo que ya es suficientemente importante), quisiera comentar brevemente uno de los temas que más me interesa y que es abordado con frecuencia: creatividad. 

Sir Ken Robinson, ex - miembro del que supongo es un análogo Inglés a nuestro ministerio de educación, elabora en su charla la idea de que la creatividad poco a poco va siendo castrada por la rígidas estructuras de los sistemas educativos a nivel mundial. Dice Robinson, citando a Picasso, que todos los niños nacen artistas, pero que conforme crecen el sistema de educación los va haciendo temer al fracaso y en consecuencia les va restando estímulo a la posibilidad de innovar, de inventar, de decir lo primero que piensan.   Cita, para ilustrar su punto, una anécdota espectacular de una niña en una clase de dibujo. El asunto ocurrió más o menos así: 

Una maestra se acercó al pupitre de una niña de unos 6 años que dibujaba (en las otras clases la niña era un desastre, no atendía ni se concentraba) y le preguntó qué era lo que estaba dibujando. La niña respondió “dibujo la cara de Dios”. La maestra, posiblemente ingenua de su rigidez, rápidamente le contestó que nadie ha visto el verdadero rostro de Dios y que por lo tanto nadie sabía como era, aludiendo obviamente a la supuesta imposibilidad de dibujarlo. La niña, rápida y maravillosamente le contestó “dame un minuto y sabrán cómo se ve Dios”.

La anécdota del inglés es fabulosa por su inmenso poder ilustrativo. Efectivamente, los niños no temen el fracaso y pueden, si son apoyados sanamente para ello, dar respuestas deslumbrantes que nos sacan momentáneamente de este mundo cada vez tecnológico y definido por default. Afirma el señor Robinson que el arte debería ocupar el mismo status de privilegio que hoy ocupan las matemáticas y la historia. “We don´t grow into creativity, we grow out of it. O rather, we are educated out of it”, dice con asombrosa precisión. Ignacio Maritn - Baró dijo alguna vez que las universidades se están transformando en meros ascensores sociales. No podría estar yo más de acuerdo. Pensando en Venezuela, cuánta falta nos hacen personas que sepan romper el molde, que salgan del lugar común, que tengan la posibilidad de elaborar ideas complejas y no simples recetas pre - fabricadas. Pienso en mis estudiantes en la UCAB y la asombrosa necesidad que tienen de ejercitar el asombro, la imaginación, el procesamiento formal. Nada de eso ocurre y cada vez más nos paramos en las aulas frente a muchachos automatizados, anestesiados en su posibilidad de deslumbrarse ante una idea y de cuestionarla, aunque sea sólo por diversión o rebeldía. 

Cierro, para no echar todo el cuento torpemente, con un extracto de la charla y la invitación a escucharla haciendo click aca. Espero sea de su agrado. 



"Our education system is predicated on the idea of academic ability. And there’s a reason. The whole system was invented round the world — there were no public systems of education, really, before the 19th century. They all came into being to meet the needs of industrialism. So, the hierarchy is raised on two ideas: number one, that the most useful subjects for work are at the top. So you were probably steered benignly away from things at school when you were a kid, things you liked, on the grounds you would never get a job doing that. Is that right? Don’t do music, you’re not going to be a musician; don’t do art, you won’t be an artist. Benign advice. Now, profoundly mistaken. The whole world is engulfed in a revolution. And the second is, academic ability, which has really come to dominate our view of intelligence, because the universities designed the system in their image. If you think of it, the whole system of public education around the world is a protracted process of university entrance. And the consequence is that many highly talented, brilliant, creative people think they’re not, because the thing they were good at school wasn’t valued or was actually stigmatized. And I think we can’t afford to go on that way."

2 comentarios:

Der Pratter dijo...

Ciertamente son deliciosas.

En la oficina devoramos las presentaciones de TED todos los años porque nos parece que son de las pocas que valen la pena ver. Nada como escuchar a gente que es varios órdenes de magnitud más inteligente que uno y sin embargo, siguen siendo excelentes comunicadores.

Esa presentación sobre la creatividad es bárbara.

Hace como un mes puse mi top3 en un post por ahí (http://panfletonegro.com/ae/archivo/400)

Carolina Sánchez Pulido dijo...

Que gran aporte, voy a volverme una asidua lectora de este blog. Apenas lo descubr� hoy y ya estoy devorando art�culos enteros. Gracias. Claro este en especial porque uno de mis reporteros gr�ficos favoritos en la vida se James N. al igual que los que comparten www.viiphoto.com
Saludos.
www.cronicuentos.blogspot.com