jueves, 14 de diciembre de 2006

A un general

Siguiendo con los homenajes al enormísimo Cronopio coloque este breve poema, cuya intensidad me impresiona y cuyo tema - además - es estremecedoramente cercano.


Región de manos sucias, de pinceles sin pelo
de niños boca abajo, de
cepillos de dientes

Zona donde la rata se ennoblece
y hay
banderas innúmeras y cantan himnos
y alguien te prende, hijo de puta,
una
medalla sobre el pecho

Y te pudres lo mismo